Испания решила внести свою лепту в создание истребителя последнего поколения

0

Две страны Старого Света, Германия и Франция, однажды выразили желание создать европейский истребитель новейшего класса. И не прошло и нескольких месяцев — и к этому почину Парижа и Берлина решил присоединиться Мадрид.

Напомним, франко-германский проект истребителя ближайшего будущего известен в мире как «Система вооружения нового поколения» (New Generation Weapon System, NGWS). Испания в свою очередь намерена вступить в проект третьей страной. И для вящей солидности готова вложить в него в течение грядущих пары лет 25 млн евро.

Кстати, NGWS – это перспективный истребитель. Он в обозримом будущем должен заменить, состоящие на вооружении европейских стран боевые самолеты «Тайфун» и «Рафаль».

New Generation Weapon System, NGWS
New Generation Weapon System, NGWS

На данный момент в Европе существует два проекта создания истребителя: франко-германский и британский под названием Tempest.

В апреле текущего года на авиасалоне в Берлине был продемонстрирован франко-германский концепт. По словам разработчиков, самолет должен быть хоть и пилотируемым, однако иметь широкое применение искусственного интеллекта. Его основная цель — управлять беспилотниками сопровождения. Кроме того, самолет должен иметь возможность брать на борт ядерное оружие. И в случае необходимости использовать авианосец в качестве базы.

Серийное производство истребителя намечено на начало 2040-х годов.

España, Francia y Alemania firmarán un acuerdo en junio para desarrollar el futuro avión de combate europeo conjuntamente, según han indicado este miércoles fuentes del Gobierno alemán. Reuters ha informado de que el pacto se firmará en el Salón Aeronáutico de París en junio. España se une así como un socio más de pleno derecho al plan FCAS (Future Combat Air System) formado por las empresas Airbus y Dassault. La ministra de Defensa, Margarita Robles, envió una carta el lunes a sus homólogas francesa y germana, Florence Parly y Ursula von der Leyen, en la que manifestaba “el firme interés” del Gobierno de participar de este proyecto. Fuentes del sector explicaron a Cinco Días, que los Ejecutivos de Alemania y de Francia querían primero cerrar todos los detalles del acuerdo entre ellos antes de sumar o no a más países, como España. Airbus y Dassault firmaron un acuerdo en abril para desarrollar el nuevo avión de combate europeo. El objetivo es sustituir a los actuales cazas Rafale y Eurofighter entre 2035 y 2040. En este último avión, España tuvo una participación del 13%. “Nunca antes Europa había mostrado más determinación para salvaguardar e impulsar su autonomía y su soberanía (…) dentro del sector de la Defensa”, dijo cuando firmó el contrato el director general de Airbus Defense and Space, Dirk Hoke. Defensa estima que el coste de ser socio de este proyecto es de unos 25 millones de euros para los próximos dos años. El otro proyecto que hay en marcha en Europa es el conocido como “Tempest”, que lleva a cabo Reino Unido y al que se han sumado recientemente Holanda e Italia. Desde Defensa tienen “el convencimiento de que ambos programas acabarán fusionándose, dada la ingente inversión que requiere su desarrollo”, indicó el departamento que dirige Robles. Antes de 2025, España tiene que sustituir los 20 cazas estadounidenses F-18 que hay desplegados en la base de Gando en Canarias. Y en 2030 otros 65 aviones más. Ya en noviembre, el general español León Antonio Machés, le aseguró al medio británico Janes, especializado en temas militares, que España estaba analizando los dos proyectos de aviones de combate (el franco-alemán y el británico). “Algo debe suceder (para sustituir los cazas actuales del ejército) tarde o temprano, pero queremos ser socios y no clientes”, dijo Machés. Además, el militar comentó que no debería haber dos proyectos distintos, sino uno solo, ya que eso genera “una competencia innecesaria”. Por su parte, fuentes de Airbus explicaron a Cinco Días, en referencia a la posibilidad de que España se sume como socio al proyecto, que la compañía “agradecería la participación de otros países”. El Estado francés y el alemán son los que mandan en la compañía aeronáutica, ya que poseen el 11,05% y el 11,03% respectivamente. España solo posee el 4,16%.En Defensa explicaron a Cinco Días que el objetivo del Gobierno es “eliminar las dependencias exteriores y potenciar la capacidad europea con soluciones propias”. Estas declaraciones de Defensa están en línea con la intención de Francia y de Alemania de reducir la dependencia europea de la OTAN. El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo a principios de noviembre que es necesario crear un ejército europeo, una muestra más del distanciamiento que hay entre las autoridades de la UE y el Gobierno de Donald Trump. “No protegeremos a los europeos si no decidimos tener un verdadero Ejército europeo (…) debemos tener una Europa que pueda defenderse sola, sin depender solamente de EEUU”, dijo Macron.
Источник militaryarms

Оставьте комментарий

Ваше мнение важно для всех!