В Испании начался суд по делу об убийстве восьмилетнего ребенка

1

Суд по делу об убийстве восьмилетнего Габриэля Круса начался в испанской провинции Альмерия (автономное сообщество Андалусия), передает корреспондент РИА Новости.

На скамье подсудимых – бывшая невеста отца ребенка Ана Хулия Кесада. Прокуратура требует приговорить ее к высшей мере наказания (по испанскому законодательству минимум 25 лет лишения свободы).

Ребенок пропал 27 февраля 2018 года назад в поселке Ортичуэлас, где живет менее ста человек, когда вышел из дома бабушки, чтобы пройти буквально сотню метров до дома кузенов. Пропажа ребенка в столь спокойном месте в первый момент не вызвала подозрений, что он мог стать жертвой преступления. Основной версией считалось то, что он сам ушел и потерялся.

Были организованы поиски, в которых помимо сотрудников правоохранительных органов участвовали сотни добровольцев. Однако после того, как полиция обнаружила рубашку ребенка (подброшенную Аной Хулией), за ней была установлена слежка. Женщину задержали 11 марта прошлого года, когда она пыталась перевезти труп в машине — до этого тело мальчика находилось на ферме, где он был убит.

Адвокаты утверждают, что речь идет об убийстве по неосторожности: между мачехой и мальчиком произошел спор, ребенок громко кричал, и Ана Хулия закрыла ему рот, что привело к удушению. О своей причастности к смерти ребенка, пока велись поиски, по версии защиты, она не заявила, поскольку не знала, «как выйти из ситуации», и «не хотела причинить боль родителям».

Прокуратура считает, что речь идет о предумышленном убийстве и требует приговорить женщину к высшей мере наказания — пожизненному заключению, приговор может быть пересмотрен через 25 лет. Ана Хулия может стать первой женщиной, в отношении которой будет применена эта мера, введенная в 2015 году. Кроме того, прокуратура требует увеличить срок еще на 10 лет – за нанесение морального ущерба родителям Габриэля, а также выплатить компенсацию родственникам мальчика в размере нескольких сотен евро.

Среди отягчающих обстоятельств обвинение считает то лицемерие, которое демонстрировала женщина все две недели, пока не было известно местонахождение ребенка: она делала вид, что участвует в поисках, плакала на публику при работающих камерах.

Заседания продлятся несколько дней, после чего суд присяжных в составе девяти человек должен сказать свое слово – считать ли Ану Хулию виновной и в каких преступлениях. Приговор вынесет судья Алехандра Додеро.
Родная дочь Аны Хулии погибла при странных обстоятельствах в 1996 году – она выпала из окна дома, когда женщина (иммигрантка их Доминиканской республики) жила в Бургосе.

La fiscal dice que Gabriel «no tuvo opción de salir con vida de la finca» donde murió
La única acusada por el crimen del niño Gabriel Cruz, Ana Julia Quezada, se enfrenta a una pena de prisión permanente revisable solicitada tanto por la Fiscalía como por la acusación particular
La única acusada por el crimen del niño Gabriel Cruz, Ana Julia Quezada, ya está en la Audiencia Provincial de Almería, donde este lunes arranca el juicio con jurado que se extenderá hasta el próximo 18 de septiembre y en el que se enfrenta a una pena de prisión permanente revisable solicitada tanto por la Fiscalía como por la acusación particular que ejercen los padres del menor. Aunque su declaración estaba prevista para este lunes, al final, Ana Julia hablará mañana ante el tribunal.
Al inicio del juicio, la fiscal Elena María Fernández ha asegurado que el pequeño «no tuvo opción de salir con vida» de la finca de Rodalquilar (Níjar, Almería) en la que murió. «Con claro ánimo de ocasionarle la muerte, de modo deliberado, consciente, a sangre fría y con absoluto desprecio a la vida», Ana Julia le dio «muerte de una forma tan repentina, inmediata e impredecible que anuló toda capacidad de reacción de este niño», ha sostenido la fiscal durante su intervención ante el jurado popular.
Ha añadido que Gabriel no podía esperar «de ninguna manera un ataque que procede de una persona que es pareja de su padre», que había generado «confianza» en él por pertenecer a su entorno familiar. La fiscal ha defendido que «más allá de este ataque», que pilló «desprevenido» al menor, Ana Julia aprovechó la absoluta «situación de desamparo y desvalimiento» propia de un niño de «ocho años que pesaba 34 kilos», por el «desequilibrio de fuerzas» entre ambos que le dio una «mayor facilidad para cometer el delito y asegurar el resultado de muerte».
Asimismo, se ha referido al daño provocado a los padres del menor, Ángel Cruz y Patricia Ramírez, por su actitud durante la búsqueda de Gabriel, dándoles esperanzas durante la misma.
Se pudo salvar
Por su parte, el letrado Francisco Torres, abogado que ejerce la acusación particular, ha reiterado este lunes que el pequeño estuvo «cerca de una hora con posibilidad de salvarse de haber habido una simple llamada». Durante su intervención, ha mantenido que la muerte del niño no fue un accidente. De haberlo sido, la mujer pudo haber llamado al 061, a la Guardia Civil o a cualquier servicio de emergencias para socorrerlo, pero no lo hizo. «No cabe tanta maldad, hacer tanto daño a un niño», ha dicho Torres, quien ha apuntado a que el móvil de Quezada fue doble, «económico» y porque «Gabriel le estorbaba».
«Jamás he visto escenas de tanta maldad», ha reiterado. Además, ha sostenido que la acusada aprovechó que el padre del menor, Ángel Cruz, trabajaba el 27 de septiembre del año pasado para llevarse al pequeño a una finca de Rodalquilar (Níjar, Almería), con cualquier «pretexto», un lugar «donde nadie te va a escuchar, apartado del mundo». «En esa finca mata al niño», ha dicho Torres, quien ha negado que Gabriel muriese por asfixia directamente, si no que primero sufrió diversas lesiones y que cuando Quezada iba a enterrarlo se dio cuenta de que respiraba y lo asfixió. En su opinión, «se le fue de las manos», porque no esperaba que hubiese tanta afluencia de personas en un pueblo con unos 50 habitantes.
La nueva imagen de Ana Julia
«No actuó de modo premeditado»
Esteban Hernández, abogado de Ana Julia Quezada, ha manifestado en el juicio que Quezada no actuó de “modo premeditado”. “Si lo hubiera hecho de ese modo, hubiera sido una chapuza”, ha señalado Hernández.
Para el letrado, que ha aclarado que el caso le tocó en el turno de oficio, la intención de Quezada no era “causar lesiones” al menor. También ha destacado que cuando “algo se hace mal no se suele declarar; se suele ocultar”. Hernández ha reiterado en varias ocasiones el término ‘intención’ en su declaración ante el jurado.
“Ella nunca ha negado que fue la autora, pero habrá que ver durante el juicio si había un móvil”, ha explicado el abogado. Para la Fiscalía, el porqué del asesinato de Gabriel Cruz no era la clave. “Este caso tuvo un enorme revuelo mediático, se intentó llamar la atención de los medios cuando el menor estaba desaparecido, pero ese revuelo no fue buscado por Ana Julia. Ella no sabía qué hacer. ¿Cómo le va a decir a su pareja: ‘He matado a tu hijo’?”.
El jurado popular
Quezada ha llegado al Palacio de Justicia de Almería a las 08:50 acompañada por un fuerte dispositivo de seguridad que se ha instalado en la sede judicial, y ha accedido por la puerta trasera, vista únicamente por los medios de comunicación, desde donde ha sido conducida a los calabozos a la espera del inicio de la vista pública. La constitución del jurado popular ha terminado poco antes de las 12:00, cerca de dos horas después de que arrancara el juicio: serán siete mujeres y dos hombres lo que dirimirán la culpabilidad de Ana Julia. Los suplentes son otro hombre y otra mujer.
La acusada se enfrenta a la pena de prisión permanente revisable por un delito de asesinato, así como a 10 años más de cárcel por delitos de lesiones psíquicas a los padres del menor, que pide la Fiscalía. Solicita también el pago de los 200.203 euros de los gastos generados en la búsqueda de Gabriel y, además, en concepto de reparación del daño moral, reclama 600.000 euros para los padres, 160.000 para la abuela materna y otros 170.000 por los gastos médicos en conceptos de lesiones psíquicas y secuelas.
La Fiscalía también solicita que Quezada, compañera sentimental del padre de Gabriel cuando el niño, de ocho años, fue asesinado, en febrero del año pasado, no pueda comunicarse o aproximarse a menos de un kilómetro de los padres durante 30 años. El escrito de calificación fiscal señala que el asesinato se produjo el mismo día de la desaparición del niño, el 27 de febrero del año pasado, por «asfixia mecánica por sofocación al obstruir los orificios respiratorios de boca y nariz utilizando una fuerza desproporcionada con respecto a la del menor hasta vencer la resistencia de la víctima».
Источник elconfidencial ria

Оставьте комментарий

Ваше мнение важно для всех!

1 Комментарий
  1. Людмила

    Такая нелюдь,не имеет права на жизнь среди людей.