Полиция изъяла крупнейшую в Испании партию синтетических наркотиков

Intervenidas más de 820.000 pastillas de éxtasis en el mayor golpe a las drogas sintéticas en España / В ходе операции задержали 11 человек

1

Правоохранительные органы Испании пресекли деятельность международной преступной группировки в рамках операции против незаконной торговли наркотиками. Об этом говорится в распространенном в пятницу пресс-релизе гражданской гвардии королевства.

По ее информации, полицейские изъяли крупнейшую в истории страны партию синтетических наркотиков. Кроме того, сотрудники правоохранительных органов обнаружили две подпольные лаборатории, где производились наркотики для дальнейшей торговли как на территории Испании, так и за рубежом. Стражи порядка изъяли 827 тыс. таблеток экстази, 76 кг сульфата амфетамина, 310 кг гашиша и другие вещества.

В ходе операции были задержаны 11 человек: подданные Испании и Нидерландов, а также граждане Италии, Колумбии и Румынии. Их обвиняют в незаконной торговле наркотиками, членстве в преступной организации и незаконном хранении оружия.

La Policía y la Guardia Civil han dado el mayor golpe a las drogas sintéticas en España, con la intervención de 827.000 pastillas de MDMA (éxtasis), 76 kilos de sulfato de anfetamina, 39,5 de cristal, 217 litros de anfetamina líquida, 310 kilogramos de hachís, 89 kilogramos de marihuana, 2.000 dosis de LSD y 1,65 kilogramos de cocaína rosa. Los agentes han detenido a 11 personas acusadas de pertenecer a la “organización criminal con mayor potencial en la elaboración y tráfico de drogas sintéticas en la historia del narcotráfico en España”, según una nota de prensa hecha pública hoy. Y aseguran que se trata de la segunda mayor aprehensión de éxtasis en Europa en los últimos 20 años. Los investigadores sospechan que buena parte de esa droga no se había podido vender a causa de la pandemia y por eso estaba almacenada.
Los arrestados disponían de dos laboratorios de producción de anfetamina, MDMA, metanfetamina y la conocida como “cocaína rosa” y un centro de almacenaje de droga en Barcelona, el epicentro de la organización criminal. En la ciudad se almacenaba la droga que llegaba desde Holanda, y también era el punto de inicio de su distribución por España. Los 11 acusados son de nacionalidades holandesa, española, rumana, colombiana e italiana, y se les acusa de los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y tenencia ilícita de armas. Ocho de ellos han ingresado en prisión.
La organización se financiaba a través del hachís y la marihuana que enviaban a Holanda, donde después se vendía allí y en el Reino Unido. La droga se enviaba en transformadores eléctricos trifásicos manipulados, con doble trasfondo, bajo la apariencia de mercancía lícita con coches clásicos. Esos mismos transformadores aprovechaban el viaje de vuelta para transportar la droga sintética. Una vez en España, los “cocineros” trabajaban la droga para obtener speed, metanfetamina, o MDMA en los dos laboratorios en Barcelona.
La organización utilizaba terminales de mensajería cifrada para comunicarse, con dispositivos de bloqueo, borrado y cifrado del teléfono, según la nota de prensa de la Guardia Civil. Y tenía un “botón del pánico” para el caso en el que los teléfonos fuesen intervenidos. En uno de los registros de una de las viviendas, un miembro de la organización criminal disparó contra los agentes.
La investigación ha durado un año. En la primera fase, en octubre, se desarticularon los dos laboratorios en Barcelona y se detuvieron a tres personas. En la segunda fase, a mediados de noviembre, se detuvo a una persona y se desmanteló el sistema de transporte de marihuana y hachís a Holanda. Entonces detectaron que la cúpula de la organización tenía la intención de trasladarse a Málaga. Allí se detectó un camión que debía salir hacia Holanda, y lo pararon en Francia, donde descubrieron que llevaba dos coches clásicos y dos transformadores eléctricos trifásicos, con un doble fondo eléctrico-hidráulico que transportaba 310 kilos de hachís y 89 de marihuana. En la tercera fase, también en noviembre, se llevaron a cabo 10 registros en Barcelona, Málaga e Ibiza y se detuvo a nueve personas. En esta última fase se desmanteló el almacén principal, en Barcelona.
En los registros se intervinieron dos armas de fuego, dos granadas de mortero, un machete, ordenadores, teléfonos encriptados, cinco coches, tres embarcaciones de recreo (dos motos de agua y un barco), además de la droga. También se han bloqueado 23 cuentas bancarias vinculadas a los miembros de la organización.
Источник elpais tass

1
Оставить комментарий

Людмила

Полиция-молодцы,сколько жизней спасли!!!