Испанская мясная промышленность готовится выйти на рынок Японии

0

Испания готова воспользоваться торговой сделкой ЕС и Японии, которая вступила в силу полтора месяца назад. Торговое соглашение предусматривает сокращение от 39,5% до 9% тарифов на импорт говядины в течение следующих 15 лет. Испанская мясная промышленность готовится выйти на рынок Японии

После участия в выставке FOODEX в Японии, Рауль Дельгадо, менеджер по экспорту компании Miguel Vergara Group, отмечает, что «импортеры очень хорошо встретили испанскую мясную продукцию, что открывает для Испании новые возможности экспорта на этом рынке» Первые поставки , как ожидается , начнутся в ближайшие три-четыре месяца после согласования всех необходимых процедур.

Для свиного сектора Испании перспективы на японском рынке еще ярче, так как снижение тарифов на импорт свинины делает испанскую продукцию более конкурентоспособной на японском рынке. «Падение было значительным — с 4,26 евро за килограмм в прошлом году до 1 евро в этом году, и мы теперь более конкурентоспособны на японском рынке», — объясняет Даниэль де Мигель, директор испанского профессионального объединения Interporc.
На самом деле, конкуренция на мясном рынке Японии стала настолько ожесточенной, что президент и главный исполнительный директор Американской экспортной мясной федерации (USMEF) Дэн Хелстром указал на необходимость торгового соглашения между США .

El acuerdo UE-Japón impulsa los contactos comerciales
La entrada en vigor hace apenas mes y medio del tratado comercial que suprime los arenceles se está empezando a notar en los sectores más beneficiados como el cárnico, el vino y el aceite de oliva, que notan ya un mayor interés por los productos españoles y un mayor dinamismo en los contactos con importadores japoneses.
En Bodegas Paniza, que lleva 10 años exportando a Japón, aseguran que se están produciendo «más reuniones con importadores japoneses en las ferias internacionales a las que asistimos. Se está más activo», afirma Gonzalo G. Dávila, Export manager. No es el único caso, en el sector del aceite también se observa un mayor dinamismo en las ventas. La empresa Guomango, que comercializa oliva virgen extra bajo la marca Oleazara y que ya exportaba a Japón antes de la entrada en vigor del acuerdo, «he recibido más pedidos», afirma Penélope García, su directora comercial.
Para el sector del vacuno de carne, que ha participado por primera vez en la principal feria del mercado asiático FOODEX Japan, celebrada hace unos días, el certamen ha sido un buen termómetro del interés que ha despertado el acuerdo. Raúl Delgado, director de Exportación del Grupo Miguel Vergara, señala que «los importadores han acogido muy bien que hayamos acudido anticipándonos a la apertura del mercado. De hecho, se han comprometido a presionar al Gobierno japonés para que acelere los trámites burocráticos que permitan las exportaciones, que esperan que estén en tres o cuatro meses». La carne española, con una calidad y sistema de producción natural, es muy similar al utilizado allí y «están deseando que se abra el mercado», añade el representante de esta compañía que apuesta por productos de gama alta.
Descárguese la última revista de Agro
El efecto positivo del acuerdo también se aprecia en otros sectores como el porcino. En concreto, en el impuesto que grava este producto. «La bajada ha sido espectacular. Estamos hablando de 4,26 euros el kilo el año pasado a un euro este año. Ya somos más competitivos en el año uno del acuerdo», explica Daniel de Miguel, director de Internacional de la Interprofesional (Interporc). Un efecto que también se ha dejado sentir en el jamón, en el que se ha pasado de 367 yenes por kilo a 174 yenes por kilo.
Japón es la tercera economía mundial y el cuarto mayor mercado en exportaciones agrícolas de la Unión Europea con 5.700 millones de euros anuales en ventas en el país nipón. Un mercado que valora la calidad del producto español y que tiene un alto poder adquisitivo, habiéndose ya fijado con anterioridad muchas empresas. Dentro de exportaciones globales de España destaca el sector de la alimentación, bebidas y tabaco que cerró el año pasado exportando por valor de alrededor de 858 millones de euros, según datos del Ministerio de Industria. Una cifra con la que se convierte en el sector más relevante al copar el 35 por ciento de la facturación total española en ese país, que asciende a casi 2.500 millones.
Son cifras que se prevé que aumenten con este acuerdo comercial, que es el de mayores dimensiones de los firmados desde las instituciones europeas y que abre a las empresas españolas -el 92 por ciento de las que exportan son pymes-, un mercado de 127 millones de consumidores. Pero, no es el único potencial de este acuerdo, porque «el mercado japonés puede suponer un trampolín para penetrar en los mercados asiáticos debido a su cercanía», explica Ricardo Sobas, CEO de SGC SectorExport Consulting.
Aumento del 33 por ciento
Las primeras estimaciones apuntan a que las exportaciones globales de la Unión Europea a Japón crecerán el 33 por ciento con la implementación de todo el acuerdo en el año 2035, según datos de la London School of Economics. Un incremento que podría ser extrapolable al territorio español, ya que el acuerdo comercial incluye numerosos puntos, que benefician sobre todo al sector agroalimentario.
De hecho, se prevé que el 85 por ciento de los productos agroalimentarios de la UE -en líneas arancelarias- tendrán la oportunidad de entrar en Japón libres de impuestos. Esto supone el 87 por ciento de las exportaciones agroalimentarias actuales por valor. En consecuencia, el sector agroalimentario español también se verá especialmente beneficiado en sectores como el vino o el cárnico, entre otros.
El acuerdo comercial incluye medidas específicas como la eliminación de los aranceles del vino -promedio del 15 por ciento-, desde el primer día, al igual que en las bebidas alcohólicas; la reducción del 39,5 por ciento al nueve por ciento en el caso de la carne de vacuno a lo largo de 15 años para un volumen importante de productos derivados, y se incluyen garantías sobre la exportación de carne de cerdo transformada y fresca libre de derechos.
Además, se han acordado otras medidas para eliminar otros derechos de aduanas de forma progresiva en pasta, chocolate, golosinas, cacao en polvo, tomates preparados o artículos de confitería, entre otros, y se protegen más las Indicaciones Geográficas. De momento, la primera consecuencia de este acuerdo es una mayor competitividad de forma generalizada para las empresas por la eliminación o reducción de aranceles. Y uno de los primeros sectores con más expectativas es el de la carne de porcino.
Para este sector, Japón es un mercado «prioritario» en el que las exportaciones han crecido el 34 por ciento en los últimos diez años, llegando en 2018 a comercializarse 123.000 toneladas. La previsión es que, con este acuerdo, aumenten las exportaciones, aunque hay cautela a la hora de estimar incrementos de las ventas porque el sector cárnico es «un mercado volátil y depende de muchos factores. Vemos un crecimiento sostenido de la demanda porque Japón necesitará comprar carne de cerdo. Y la evolución del consumo allí es favorable», inciden desde Interporc.
Источник eleconomista meatinfo

Оставить комментарий