Большинство граждан Испании обеспокоены политическими склоками

0

Большинство граждан Испании (85%) считает, что напряженная политическая ситуация в стране представляет собой большую опасность для демократии, чем кризис здравоохранения. Об этом 5 июня заявил генеральный директор социологической компании Metroscopia в эфире Радио Испании (RNE).

Metroscopia ежемесячно составляет «барометр общественного климата» Испании.

Девять из десяти опрошенных граждан считают, что политическая ситуация в стране напряженная, 85% считают, что напряженность политической ситуации ставит под угрозу демократию больше, чем кризис здравоохранения, вызванный эпидемией.

По словам Медины «граждане Испании думают, что дискуссии в парламенте не должны проходить в презрительной манере или содержать оскорбления». Кроме того, по мнению половины опрошенных «политическая напряженность передается обществу».

Gráfico crispación líderes políticos

Опрошенные считают, что самый большой вклад в политическую напряженность вносит ультраправая партия «Голос» (Vox), за ней следует правая «Народная партия» (Partido Popular) и левая коалиция «Вместе можем» (Unidas Podemos).

Напомним, в конце мая пресс-секретарь «Народной партии» Гайетана Альварес де Толедо назвала второго вице-премьера Испании Пабло Иглесиаса «сыном террориста». Каждый доклад правительства в парламенте сопровождается скандалами.

Los españoles rechazan la crispación política porque ‘mata’ a la democracia
La consulta refleja que un 85% de la ciudadanía censura la actitud de los políticos, con Vox como el partido que más tensión genera.
La tensión política que se vive en España en medio de la peor crisis sanitaria del último siglo inquieta a los españoles. Hasta el punto de que la ciudadanía ya teme que esa crispación entre partidos, portavoces, gobiernos y oposiciones, en un contexto donde a los problemas del coronavirus se suman a los económicos, acabe por ser un peligro para la democracia. Así lo muestra un sondeo de Metroscopia, en el que se recoge que hasta el 85% de los ciudadanos consideran que la manera de actuar de los representantes públicos es lo que más erosiona la convivencia y el sistema de libertades que impera desde la dictadura. Y que puede traducirse en un rechazo a las formaciones políticas por sus propios votantes, con las que se muestran muy críticos.
Según la encuesta, para la que se realizaron 1.310 entrevistas los días 1 y 2 de junio, una semana después de que estallaran diversos enfrentamientos en el Congreso por el caso Marlaska o el enfrentamiento entre Pablo Iglesias y Vox, hasta un 93% de ciudadanos cree que la política de nuestro país está crispada en la actualidad. A esto se suma que un 94% considera inadmisible que se estén produciendo en sede parlamentaria discusiones como las vistas en las últimas semanas, donde se utilizaron formas despectivas o incluso insultos. Lo que convierte en problema a quienes, en teoría, tienen que encontrar la solución para que la sociedad supere las consecuencias de la Covid-19.
Gráfico políticos y crispaciónGráfico políticos y crispación
En el ranking de quienes más están contribuyendo a generar este clima tan complicado, el líder destacado es Vox. La mayoría de encuestados, el 82%, culpa al partido de Santiago Abascal de ser el que más crispación genera. Le sigue el PP, al que se lo achaca hasta el 75% de los encuestados. Después están los partidos que forman el Gobierno, con un 69% que culpan a Unidas Podemos y un 59% al PSOE. El partido que menos estaría facilitando esta situación sería Ciudadanos, ya que tan solo el 40% cree que esté eligiendo las mismas formas que el resto.
Los propios votantes de las principales fuerzas políticas también son críticas con sus formaciones. Por ejemplo, hasta un 49% de votantes de Vox estima que están actuando de una manera inadecuada en medio de este aumento de tensión. El porcentaje de electores del PP que piensa lo mismo llega al 41%, mientras que los de Unidas Podemos y PSOE alcanzan al 36% y 35% respectivamente de quienes les eligieron en las urnas. Una vez más, Ciudadanos es el mejor parado, ya que solo el 28% de sus simpatizantes reprocha el papel que están jugando sus representantes. Unos datos que muestran que esta estrategia para desgastar al rival puede, a la vez, deteriorar la fidelidad de quienes les apoyaron en los distintos procesos electorales.
Gráfico crispación líderes políticosGráfico crispación líderes políticos
Tampoco hay buenas noticias para los líderes de las formaciones por la crispación. Incluso entre sus votantes. El que más pierde en este caso es Pablo Casado, al que suspende un 48% y solo le aprueba un 21%. La masa electoral de Vox tampoco está conforme con Santiago Abascal, al cuestionar su rol un 43% frente a un 19% que no le critica. Después está Pablo Iglesias, que genera descontento entre el 37% de sus bases y solo cuenta con apoyo del 8%. Por último, Pedro Sánchez e Inés Arrimadas preocupan a un 34% y un 23% de sus votantes respectivamente. Pero el que tiene menos críticos entre sus filas es el presidente del Gobierno, ya que tan solo el 4% de simpatizantes socialistas desaprueba sus acciones.
En total, hasta un 37% de encuestados sostienen que los jefes de filas en los que confiaron en los comicios del pasado año están crispando la situación demasiado. La consecuencia de esta tensión constante es que se desmovilice a los distintos electores, como resalta la encuesta. Los datos de Metroscopia apuntan a que hasta un 40% de votantes incomodados con las formas de la política son más propensos a abstenerse en el futuro. O incluso ya se están planeando cambiar su voto. Algo que de lo que tendrían que preocuparse todos los partidos, pero sobre todo los de la oposición, mucho más señalados que los que están en la coalición de Gobierno.
Источник lainformacion rossaprimavera

Оставить комментарий