В Испании уже идёт эксперимент с паспортами вакцинации

El ‘pasaporte sanitario’ europeo. ¿Quién lo expide?, ¿para qué sirve?

0

Европейский цифровой паспорт вакцинации от коронавируса начал действовать для приезжающих в Испанию туристов. Об этом 7 июня сообщает телеканал La Sexta.

Цифровой паспорт вакцинации вводится в действие на всей территории ЕС с 1 июля, однако, в рамках эксперимента, власти Испании ввели его на территории страны почти на месяц ранее обязательного для стран-участниц ЕС срока.

Паспорт вакцинации будет давать возможность гражданам стран Евросоюза право беспрепятственно передвигаться по территории государств Евросоюза без необходимости сдавать тесты и соблюдать карантин.

Министр туризма Испании Рейес Марото заявил, что кампания по вакцинации населения и цифровые паспорта дадут возможность «безопасно встретить туристический сезон». По словам представителей правительства, такой подход станет поворотным моментом для восстановления отрасли туризма в Испании.

Напомним, ранее ЕС принял решение о введении паспортов вакцинации, которые дадут право гражданам стран-участниц Евросоюза беспрепятственно перемещаться между государствами Еврозоны. Болгария, Чехия, Дания, Германия, Греция, Хорватия и Польша ранее уже присоединились к их тестированию.

Желающие принять участие в испанском эксперименте могут узнать подробности ниже в изложении издания Эль Паис:

La Unión Europea tendrá a partir del 1 de julio un pasaporte sanitario que permitirá a sus ciudadanos viajar por su territorio sin necesidad de tener que someterse a cuarentenas, si no es que la situación epidemiológica se tuerce de nuevo. El llamado Certificado Covid Digital de la UE, en realidad, busca homogeneizar los documentos que expidan los países para que puedan ser reconocidos por todos los socios.
¿Para qué sirve el pasaporte?
El Certificado Covid Digital de la UE pretende garantizar el uso en toda la Unión Europea de los certificados nacionales que dan fe de haberse vacunado contra la covid-19, de haber dado negativo en una PCR o un test de antígenos avalado por Bruselas o de haberse recuperado de la enfermedad, lo cual supone un periodo de inmunidad.
¿Los países pueden darle otros usos?
Eso es su competencia. Algunos países quieren que ese documento no solo sirva para reabrir la libre circulación de personas, sino también la vida social. Austria, por ejemplo, pretende que ese pasaporte otorgue también a sus titulares acceso a hoteles, restaurantes o equipamientos culturales.
¿Quién debe expedir esos certificados?
Los responsables son los países miembros o bien los cuerpos administrativos que estos designen. Eso permite que, en el caso de España, las comunidades autónomas sean las encargadas de dispensar ese documento. El Ministerio de Sanidad pondrá a su disposición los medios técnicos para que puedan consultar, si es necesario, el registro central de vacunación.
¿Qué formato debe tener?
El ciudadano elige: papel, digital o ambos.
¿Por qué se hace?
Después de que varios países anunciaran que impulsarían sus certificados, Bruselas consideró que debía garantizar un modelo que permitiera recuperar la plena movilidad dentro de la UE. Las instituciones comunitarias, además, buscan acabar con las falsificaciones de PCR y con las que pudieran darse sobre vacunas al crear un sistema homogéneo en el que los datos puedan ser verificados.
¿Qué datos debe incluir?
Los necesarios para garantizar la interoperabilidad, es decir, para que un país pueda aceptar un documento expedido por otro socio. En particular, el certificado debe incluir un código de barras o QR que permita la “verificación de la autenticidad, validez e integridad” del documento, que debe estar en las lenguas oficiales del país emisor e inglés. En paralelo, otro documento contendrá los detalles de la vacuna recibida, el resultado de la prueba PCR o la información que garantice que se ha superado la enfermedad.
¿Por qué esos tres supuestos?
La Comisión cree que la literatura científica concluye ya de forma consistente que la vacuna contribuye a romper la cadena de transmisión y que quienes han pasado la covid-19 en los últimos seis meses tienen un riesgo reducido de contagiar a otros.
¿Cómo se justifica haber pasado la covid-19?
El documento debe incluir la fecha de la primera PCR en la que el ciudadano dio positivo. Ese certificado solo es válido durante 180 días.
¿Debo pagar por el documento?
No, el certificado es gratuito. Para evitar el fraude, se podrá pedir un precio si el usuario pierde el documento de forma reiterada.
¿Cuándo entra en vigor?
El 1 de julio. Para los países que no lleguen a esa fecha se valora la posibilidad de introducir un periodo de introducción. En España, el certificado empezará a funcionar antes. Su entrada en vigor está prevista para el 7 de junio al participar en su prueba piloto.
¿Significa eso que la vacuna es obligatoria para viajar?
No. De hecho, el pasaporte no puede ser una precondición para viajar.
¿Qué ventajas me da tener el certificado español?
El pasaporte sanitario español garantiza que en otro país de la UE tengo los mismos derechos que sus residentes. Por ejemplo, si un restaurante austriaco solo deja pasar a sus clientes con el certificado, el español es igualmente válido.
¿Qué vacunas se aceptarán?
La UE aceptará aquellas vacunas autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés). Sin embargo, un país también podrá aceptar certificados expedidos a quienes hayan recibido una vacuna que esté validada por un país miembro de la UE, que tenga una autorización temporal o cuyo uso esté aprobado por razones de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La regulación comunitaria solo fija que no puede haber excepciones: si un Estado acepta que los residentes de otro socio (o un tercer país) viajen con vacunas no aprobadas por la EMA, deben extender esa posibilidad al resto de los miembros del club comunitario.
¿Se acabarán medidas como las cuarentenas?
Ese es el propósito del certificado, pero los países se reservan la posibilidad de imponer medidas restrictivas si consideran que las condiciones así lo exigen. Lo justifican, por ejemplo, en la posible emergencia de nuevas variantes que exijan nuevas medidas. En ese caso, deberán comunicarlo, si es posible, con 48 horas de antelación al resto de sus socios de la UE.
¿Cuál es la vigencia de la regulación?
De momento, doce meses. La intención de las instituciones europeas es levantar todas las restricciones a la libertad de movimientos cuando las condiciones epidemiológicas lo permitan. La Comisión deberá presentar un informe cuatro meses después de empezar a aplicar la regulación y tres meses antes de que venza ese periodo de un año.
Источник elpais rossaprimavera

Оставить комментарий