Русская Испанка Гала, выставка о её роли в жизни Сальвадора Дали

0

Жена и муза Сальвадора Дали Елена Дьяконова, больше известная как Гала, стала героиней новой выставки в Национальном художественном музее Каталонии в Барселоне. На выставке Gala Salvador Dalí собрано более 300 работ из 18 музеев и коллекций.

На радио Русской Испании: 
➜ Русская Испанка Гала, муза Сальвадора Дали 

"Газета газет" Испании Эль Паис, посвятившая статью событию, начинает её словами Antipática, fría, manipuladora, enigmática, tacaña y egoísta (Антипатичная, холодная, склонная к манипуллации людьми, загадочная, жадная и эгоистка)

Работы собраны со всего мира: от Центра Жоржа Помпиду в Париже до музея Сальвадора Дали во Флориде. В рамках экспозиции супруга сюрреалиста предстаёт как основная движущая сила в творчестве художника. Помимо картин и эскизов Дали, на которых изображена Гала, на всеобщее обозрение выставлены письма, открытки, фотографии, элементы одежды и личные вещи эксцентричной пары.

По словам организаторов выставки, Гала играла ещё более важную и активную роль в творчестве художника, чем ей традиционно приписывают.

Елена Дьяконова родилась в конце XIX века в Казани, детство провела в Москве, а позже переехала в Европу. До того, как в её жизни появился Дали, она была замужем за французским поэтом Полем Элюаром.

Antipática, fría, manipuladora, enigmática, tacaña y egoísta. Con todos esos adjetivos se calificó a Elena Dmitrievna Diàkonova, Gala, nacida en Kazán (Rusia) en 1894 y que fue, más de medio siglo, compañera y modelo de Salvador Dalí, después de que se conocieran un verano de 1929 en Cadaqués (Girona). Siempre estuvieron juntos, hasta 1982, cuando ella falleció en Portlligat. Él la pintó como diosa, como virgen, como madre o como voluptuosa mujer idealizada. La polémica personal, familiar, política e incluso artística que rodeó a Dalí se repitieron también con Gala. Han pasado los años, Dalí sigue más vivo que nunca, con continuas exposiciones, documentales, películas y libros. Pero de Gala no se ha ocupado casi nadie, más allá de un par de biografías. Tampoco había sido objeto de una muestra monográfica. Hasta hoy, que el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) inaugura la exposición Gala-Salvador Dalí. Una habitación propia en Púbol. La muestra, organizada con la fundación de Figueres que lleva el legado de la pareja, quiere hasta el 14 de octubre cambiar la imagen de musa por la de artista. Las 315 obras reunidas por la catedrática de arte contemporáneo, comisaria de la muestra y colaboradora de EL PAÍS Estrella de Diego proponen a una mujer que no solo inspiró la obra del genio catalán, que no solo fue el puntal en el que Dalí se apoyó para acabar siendo un pintor internacional. Ahora se le otorga un papel activo y de coautoría en muchas de estas creaciones que han pasado a la historia del arte. Con las pinturas se exponen también dibujos y fotografías, a las que Gala, como todos los surrealistas, era tan aficionada que llegó a reunir más de 13.000. Se exponen además las hojas manuscritas de los proyectos autobiográficos de Gala, así como cartas, juegos de tarot, libros, iconos rusos, vestidos, objetos de tocador y algunos de los peluches kitsch que la rodeaban. Todo muestra a esta enérgica mujer como una de las claves de las vanguardias del siglo XX. Las pinturas de Max Ernst en las que aparece Gala así como en las fotografías de Man Ray y Cecil Beaton, además de las obras de Dalí, son mucho más que retratos de una musa: “Conforman un recorrido autobiográfico a través del cual Gala imaginó y creó su imagen en una especial performance”, dice Estrella de Diego. La tesis que defiende la comisaria aparece refrendada por los escritos, los objetos surrealistas que diseñó y lució (como el impresionante sombrero zapato de Elsa Schiaparelli), y la forma en la que ella quiso presentarse y representarse ante los demás.

Источники: elpais , noticia 

Оставить комментарий