Интернет-мошенники, в том числе россияне и украинцы, задержаны в Испании

0

Крупномасштабную операцию под кодовым названием «Ulises» провела полиция Испании, по ее итогам задержаны 76 интернет-мошенников, в том числе граждане России и Украины, сообщило в воскресенье электронное издание газеты «Mundo». 
    «Операция против лиц, занимавшихся мошенничеством под видом продажи различных несуществующих товаров через Интернет или хищением денег с банковских счетов, была проведена в 15 провинциях Испании», — отмечает газета со ссылкой на источники в правоохранительных органах. 
    По ее сведениям, «одни мошенники предлагали пользователям Интернета различные товары и услуги, а после оплаты исчезали, другие — узнавали у своих жертв по телефону, представившись служащими банковских учреждений, коды счетов, с которых затем снимали наличные». 
    «Среди задержанных, большинство из которых испанцы, фигурируют два гражданина России, пять украинцев, армянин, молдаванин и представители других стран Европы и Латинской Америки», — информирует газета. 
    Она пишет, что «задержанные, которые не были связаны друг с другом, по данным полиции, похитили в общей сложности более 3 миллионов евро, а их жертвами стали как испанцы, так и граждане других европейских стран». 
    Газета предлагает 7 мер предосторожности для предупреждения попадания в лапы интернет-мошенников. 
    В изложении Эль Мундо:
Es la mayor operación realizada en España contra el fraude en Internet con actuaciones en 15 comunidades autónomas.
Agentes de la Policía Nacional han detenido en varias provincias españolas a 76 personas por cometer diversas estafas a través de Internet, según informó hoy la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil. 
    Los arrestados empleaban diferentes modalidades para cometer sus fraudes, unos se dedicaban a realizar ventas o subastas fraudulentas de productos que nunca llegaban al comprador, y otros efectuaban transferencias bancarias no consentidas tras obtener las claves de acceso a la banca electrónica de sus víctimas mediante técnicas de «phising» o «pharming». 
    Las cantidades defraudadas varían entre los 400 y los 10.000 euros, y se estima que la cifra total supera los 3.000.000 de euros. 
    La operación «Ulises» es la mayor operación realizada en España contra el fraude en Internet, y ha sido coordinada por la Brigada de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial. Con ellos han colaborado agentes de las Jefaturas Superiores de Policía de Madrid, Cataluña, Aragón, Ceuta, País Vasco, Asturias, Cantabria, Navarra, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Canarias, Baleares, Galicia y Andalucía Oriental y Occidental. 
    Al tratarse de estafas cometidas por Internet, y por tanto de carácter transnacional, con toda seguridad existen miles de perjudicados, aún sin identificar, tanto en España como en otros países, por lo que se continúan las gestiones a través de Interpol y Europol. 
    MODUS OPERANDI El desarrollo de la Sociedad de la Información y el comercio electrónico aporta innumerables beneficios a las sociedades en general y a los ciudadanos en particular. Pero no se puede obviar que también en torno a la Red han surgido algunos grupos de delincuentes los cuales tratan de obtener importantes beneficios económicos al amparo de la aparente impunidad que proporciona Internet. 
    La operación «Ulises» ha centrado sus investigaciones en dos modalidades diferentes de estafa cometidas a través del a Red. Por un lado, se ha conseguido localizar y detener a varias personas que se habían especializado en vender o subastar todo tipo de productos (coches, televisiones, teléfonos móviles…) a través de Internet. En estos casos la víctima no recibe el producto por el que ha pagado, y pierde todo contacto con el estafador que no responde a sus llamadas ni correos electrónicos. Los responsables de este tipo de fraude utilizaban conocidas páginas de compraventa de artículos o creaban sus propias páginas falsas. 
    Por otro lado, se han investigado también una serie de transferencias bancarias fraudulentas realizadas tras obtener las claves de acceso a la banca electrónica de las víctimas mediante técnicas de ingeniería social como el «phising». 
     Mediante esta modalidad de estafa, se suplanta la imagen de una empresa o entidad pública para engañar a la víctima, y se le solicitan las claves de acceso con el pretexto de actualizar las bases de datos, o de hacer una devolución de la Agencia Tributaria. 
    En otras ocasiones, captaban los datos mediante técnicas de «pharming», que consiste en infectar los ordenadores con un troyano y así redirigir las páginas visitadas a las fraudulentas creadas para recabar los datos confidenciales. 
    Una vez conseguidas las claves, realizaban transferencias hacia cuentas que previamente habían abierto las personas conocidas como «mulas». Estas, tras quedarse con una suculenta comisión, remiten el resto del dinero al extranjero mediante empresas de envío de dinero rápido, lo que dificulta enormemente las investigaciónes. 
     DETENIDOS En la operación han sido detenidas 76 personas de las siguientes nacionalidades: española (47), ucraniana (5), guineana (5), rumana (4), rusa (2), marroquí (2), holandés (1), suizo (1), venezolano (1), alemán (1), uruguayo (1), brasileño (1), armenio (1), jamaicano (1), camerunense (1), argentino (1) y moldava (1). 
    Se han intervenido varios ordenadores que se están analizando con el fin de obtener nuevas evidencias que permitan la identificación de otras personas participantes en las estafas así como nuevas víctimas. 
    CONSEJOS El director general de la Policía y de la Guardia Civil, Joan Mesquida, ha pedido a estas fuerzas de seguridad que extremen el celo para perseguir estos delitos y que alerten a la población sobre cómo evitarlos. 
    En este sentido, para evitar ser víctimas de las actividades delictivas de la ciberdelincuencia, la Policía aconseja: 
1.- Tenga un especial cuidado con las redes P2P (peer to peer) puesto que es una de las mayores fuentes de infección de «malware» (virus maliciosos). 
2.- No haga caso de los mensajes de correo o sms procedentes de supuestas entidades bancarias, Agencia Tributaria, etc. en los que le solicitan datos. Confírmelos por vía alternativa, porque los bancos nunca realizan esas prácticas. 
3.- Utilice un software antivirus y actualícelo. Analice todo lo que se descarga y no abra mensajes de correo electrónico no solicitados o de procedencia desconocida. 
Elimínelos directamente sin previsualizarlos. El principal método de propagación de virus es a través del correo electrónico. 
4.- Compre preferiblemente en aquellos comercios electrónicos que le inspiran suficiente confianza, bien por la empresa que lo ofrece, por las acreditaciones que tiene o por referencias de amistades. Si tiene dudas realice consultas en buscadores o en páginas web de asociaciones de defensa o atención al consumidor. 
5.- Desconfíe de precios muy bajos. En un mercado de libre competencia los márgenes comerciales no son demasiado grandes. 
6.- Compre en comercios electrónicos que utilicen servidores seguros al igual que su pasarela de pago. Desconfíe de la sobretasación de un producto que ponga a la venta. Si en el plazo establecido no recibe el producto solicitado y el comerciante no le da una explicación razonable, anule o rechace el cargo en su banco. 
7.- Si usted ha sido víctima de este tipo de delito, denúncielo en cualquier comisaría de policía o póngase en contacto con la Brigada de Investigación Tecnológica en cualquiera de los teléfonos que aparecen en el enlace de la BIT de la página www.policia.es <http://www.policia.es> o a través del correo electrónico [email protected] <mailto:[email protected]>.
 
По материалам El Mundo, Euronews, El País, AFP, rian.ru
Руис Нико (Русская Испания, Николай)

Оставить комментарий