Новая глава испанской истории. Националисты в Стране Басков не у власти.

0

Баскский региональный парламент утвердил социалиста Лопеса в должности президента Страны Басков на своем заседании во вторник. В момент принесения присяги Патчи Лопес положил руку не на библию, а на Баскскую конституцию. Патчи Лопес – первый лидер не националист в испанской Стране Басков за последние 30 лет – принял вчера присягу на торжественной церемонии в священном для басков городе Герника.  
    На снимке слева Хуанхосе Ибаретче, умеренный нациналист, утративший власть. Справа — вступившщий в права Патчи Лопес ( Patxi López).  
    Конституция была принята в 1979 году и предоставила баскам широкую автономию. В своем выступлении новый президент басков поклялся вести неустанную борьбу с сепаратистской группировкой ЭТА. За 40 лет в результате террористической деятельности ЭТА погибли более 800 человек. 
    На выборах социалисты заняли лишь второе место. На первом остались умеренные националисты Хуана Хосе Ибарречи, не получив, впрочем, абсолютного большинства. Соцпартия сумела заручиться поддержкой в парламенте со стороны Народной партии – своего оппонента в общенациональном масштабе. В результате националисты остались в проигрыше.***
    СМИ Испании: Es un momento histórico. Patxi López ya es oficialmente el nuevo lehendakari vasco. El líder de los socialistas de Euskadi ha jurado su cargo este jueves bajo el árbol de Guernika para convertirse en el primer jefe del gobierno regional no nacionalista. 
    López ha prescindido de la Biblia y el crucifijo que hasta hoy habían presidido este tipo de ceremonias. Y ha eliminado cualquier connotación religiosa de su discurso; un símbolo del cambio que ha prometido. 
    Así acaba la hegemonía que hasta ahora había disfrutado el PNV. Los nacionalistas llevaban treinta años en el poder. La máxima prioridad de López será la lucha antiterrorista para erradicar a ETA de la sociedad vasca.
    Los nuevos tiempos llegaron ayer a la Casa de Juntas de Guernica, donde Patxi López prometió su cargo sobre el Estatuto, en lugar de jurarlo sobre la Biblia, y donde el lendakari quiso iniciar su mandato con el compromiso de «lealtad a la Corona, al Estatuto de autonomía y a las demás leyes vigentes», antes de pronunciar, con alguna modificación, la fórmula utilizada desde 1936 por José Antonio Aguirre. 
Patxi López tomó primero legalmente posesión del cargo de lendakari y de «representante ordinario del Estado en el País Vasco» en el interior de la Casa de Juntas, en lugar de hacerlo después de recibir la «makila» bajo el árbol de Guernica, como hasta ahora habían hecho sus predecesores en el cargo.
Esta nueva liturgia tiene una enorme carga simbólica, pues al prometer primero su lealtad a la Corona, al estatuto y al resto del ordenamiento jurídico del Estado, Patxi López dejaba claro de dónde procede la legitimidad del cargo.
   Ya bajo el árbol de Guernica, el nuevo lendakari pronunció la fórmula tradicional, suprimiendo la referencia religiosa con la que empezaba —«ante Dios humillado», que fue pronunciada también por el socialista Ramón Rubial en 1978— y añadiendo «ante vosotros, representantes de la ciudadanía» y «desde el respeto a la ley». 
    Por primera vez desde que se celebran elecciones autonómicas vascas, a la toma de posesión de un lendakari no acudió el máximo dirigente del PNV. Durante los últimos treinta años Íñigo Urkullu y sus predecesores en el cargo fueron siempre testigos de excepción de la toma de posesión de los sucesivos lendakaris, todos ellos de su partido. Esta vez, quien desempeñaba un papel similar era el presidente del PSOE y vicepresidente del Gobierno, Manuel Chaves, mientras el residente del EBB intervenía en Bilbao en un acto de la Fundación Sabino Arana. 
    Con Patxi López estuvieron también ayer otros miembros del Ejecutivo de Zapatero, como la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega y la ministra de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia, así como quienes lideraron el socialismo vasco antes que él, José María Benegas y Ramón Jáuregui, ahora candidato europeo. Su predecesor inmediato al frente del PSE, Nicolás Redondo, quien defendió en 2001 la alianza de socialistas y populares para conseguir la alternancia en el poder en el País Vasco, no fue, sin embargo, invitado.
   La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, respaldó la apuesta de los populares vascos por el cambio político en la Comunidad autónoma, después de que Mariano Rajoy asistiera el miércoles a la investidura de Patxi López en el Parlamento vasco. Cospedal dio por hecho que López será el «lendakari de todos los vascos» y que su gobierno llevará a cabo el cambio pactado con el PP vasco, que, según dijo, no ha apoyado «un cambio de personas ni de partidos, sino de políticas».
 
По материалам: Europa Press, Reuters, Euronews, AFP, EFE, AP, rian.ru***
Николай Кузнецов, Русская Испания

Оставить комментарий

Продаётся автомастерская


Цена 25`000 евро. Traspaso. Полная технческая и юридическая коплектация
ПОДРОБНОСТИ
close-link
● Продаётся бизнес